10 hábitos que te mantendrán enfocado en alcanzar tus metas.


Estamos a la mitad del primer mes del año y te das cuenta que el tiempo pasa y no ves un resultado concreto con tus metas y objetivos. A partir de este momento pueden comenzar a invadirte pensamientos de incertidumbre. ¿Lo estaré haciendo bien? ¿Funcionará? ¿Podré? Y en ocasiones estos pensamientos los acompañan sentimientos de frustración o desesperanza.

Si esta es tu situación ... Tranquilo, es parte del reto que estás a punto de enfrentar.

El entusiasmo de un nuevo año nos impulsa a hacer las cosas, a plantearnos metas y a reconocer los cambios que queremos en nuestra vida. Esta es la primera parte, la motivación. Sin embargo no es suficiente, una meta requiere esfuerzo, dedicación y un periodo de ejecución.

La segunda parte son tus hábitos. Si has llegado a esta segunda fase ¡Felicidades! Estás un paso más cerca de tus metas y en esta etapa es muy importante mantenerte enfocado, eliminar distracciones, tener muy claro lo que quieres y cada día hacer lo que tengas que hacer para conseguir tus metas.

Motivación es lo que te hace empezar, los hábitos son los que te mantienen. Ten paciencia y no te desesperes. La constancia y tomar acciones te irán acercando a tus metas. Te comparto 10 acciones que puedes elegir como hábitos efectivos en tu día a día, que te mantendrán enfocado y avanzando hacia tus metas.

  1. Acepta y agradece. Al poner en práctica este hábito te darás cuenta que se trata de una simple decisión. Y que esta decisión te hará más objetivo, te permitirá adaptarte al cambio y avanzar en cada situación. Sea cual sea el reto, acéptalo tal y como es. Agradece la experiencia y el aprendizaje que puedes obtener. Después de seguir estos dos pasos, ahora si, identifica qué es lo que te gustaría cambiar o mejorar. Busca soluciones y opciones que te garanticen un resultado favorable.

  2. Ten claro qué te mueve. En cada meta, proyecto o situación ten claridad en el "por qué" lo estás haciendo. Sé honesto contigo y reconoce el beneficio que estás persiguiendo. Recordar "tu motor" te impulsará a llevarlo a cabo. Si por el contrario, reconoces que estás en una situación que no te mueve o que realmente no aporta algo valioso a tu vida, déjalo. Este hábito es tu aliado te ayudará a reconocer si vas por el camino correcto.

  3. Actualiza tus creencias. Tu mente es la herramienta #1 para la ejecución de tus metas. Asegúrate de tenerla de tu lado. Lo que tu crees de ti, de tus metas y proyectos tiene un participación importante en tus resultados. Recuerda por qué has llegado hasta este punto, reconoce tus fortalezas y los recursos con los que cuentas. Si hubiera algún pensamiento que te haga ver lo contrario, encáralo. Revisa el pensamiento, anótalo y pregúntante si es útil, verdadero y actual. Actualízalo, transfórmalo por una nueva creencia que sea útil, real y que vaya acorde a tus planes.

  4. Sé congruente. Se congruente con lo que piensas, dices y haces y asegúrate que estas tres acciones reflejen tus metas. Ya tienes claro lo que quieres, reconoces lo que te motiva y te has atrevido a dar el siguiente paso. ¡Hazlo! Termina el proceso, actúa y atrévete a seguir avanzando. Revisa continuamente si tu día a día te va acercando a la vida que quieres tener. Si vas por el camino correcto maten el paso, de lo contrario corrige el rumbo.

  5. Aprende. Aprovecha tus metas para desarrollar las habilidades que necesites para llevarlas a cabo. Vuélvete un experto en el tema, investiga, lee y adquiere el conocimiento. Saber sobre lo que estás trabajando te da claridad y te brinda las herramientas para abordar el tema con recursos y experiencia. Al final no sólo habrás conseguido una meta, tú serás diferente. El conocimiento te permitirá mejorar tus resultados e inclusive ayudar a otros a través de tu experiencia.

  6. Ten una rutina efectiva. Lleva una agenda y asegúrate de planear días, semanas y meses productivos. Llevar una agenda no se trata de ir palomeando una lista de pendientes. Se trata de programarte, de planear y de incorporar en tu día a día acciones que te hagan feliz y que te acerquen a tus metas. No solo lleves un registro de los temas laborales, agenda también tu vida personal. Ten presente que un día efectivo no se planea el mismo día, se planea la noche anterior y cada mañana es una oportunidad de prepararte para un día exitoso. Si quieres aprender a llevar una agenda de manera efectiva. No dudes en contactarme.

  7. Nútrete cada día. Medita, ejercítate, come, descansa, suelta lo que no te sirve, inspírate y haz lo que te haga feliz. Procura que tu día a día llene tu cuerpo, mente y espíritu de cosas positivas que te inyecten vitalidad. Haz una reflexión sobre lo que tú necesitas para estar bien en estas tres esferas; física, mental y espiritual. Anota actividades que te ayuden a mantener tu enfoque y asegúrate de llevarlas a cabo con regularidad.

  8. Rodéate de gente que sume. ¿Sabías que eres el promedio de las 5 personas con las que convives regularmente? Ten en tu entorno personas que te ayudarán a alcanzar tus metas y que se sientan felices de tu progreso y de tus logros. Ten a tu alrededor personas que te reten, que te inspiren, que te ayuden y de las que puedas aprender. Vuélvete más sociable y fomenta relaciones que también te nutran.

  9. Define tus metas, escríbelas y tenlas enfrente de ti. Pon tus metas en un lugar que te facilita verlas diariamente o lo más seguido posible. Ten un plan para alcanzarlas, evaluar en dónde estás respecto a tu meta e identificar qué es lo que te falta para conseguirla. Divídela en pequeñas acciones que paso a paso te llevarán a su cumplimiento. Comprométete y define fechas que te permitan evaluar tus avances, reconocer lo que va bien y corregir algún desvío.

  10. No te tomes las cosas tan en serio. Una cosa es tener compromiso con tus metas y otra es que se vuelva una tarea estresante. Diviértete y disfruta el proceso, aprende de tus errores y reconoce tu esfuerzo. Recuerda celebrar y reconocer tus logros. No sólo las grandes victorias, los pasos pequeños también cuentan.

Espero que de esta lista puedas seleccionar algún hábito que te acompañe en tu proceso y que te ayude a mantenerte enfocado. ¡Cuéntame cómo van tus planes! Me encantaría escuchar tus metas y ayudarte a identificar el camino a seguir para conseguirlas. Escríbeme a: contacto@succeeder.com.mx

Un abrazo,

Ale.


0 vistas

Copyright © Todos los Derechos Reservados