Enfrenta tus miedos y alcanza tus metas.


Todo lo que has deseado se encuentra del otro lado del miedo.

En mi labor como coach ayudo a las personas a atreverse a brincar, es decir, llevarlas de donde están hacia donde quieren estar. Este proceso implica mucho valor ya que te reta a salir de tu zona de confort y enfrentarte al cambio, en muchas ocasiones este proceso va acompañado de uno que otro miedo a vencer.

¡Y eso está bien! Si vas enfrentando tus miedos vas por el camino correcto. Quiere decir que te estás atreviendo y que lo estás intentando.

Primero hay que entender que el miedo es parte del proceso. Lo podemos ver como una alarma que nos anticipa que algo viene y que nos tenemos que preparar para enfrentarlo de la mejor manera. Detrás de una meta o nuevo reto puede existir miedos como:

Miedo a lo desconocido.

Miedo al fracaso.

Miedo al cambio.

Miedo a pagar el precio.

El miedo es un factor muy importante que puede influir de manera negativa en tus metas si no lo abordas de la manera correcta. Puede paralizarte, detenerte y estancarte. Lo sorprendente es que su efecto puede durar más de lo que te imaginas, días, meses, años o inclusive ponerse tan cómodo que se haga parte de tu vida y de tu día a día y esto sin duda tiene consecuencias. Puede llegar un momento en el que hagas frente a tu vida y te des cuenta que no te gusta o que no te llena. Volteas hacia atrás para entender qué paso y te das cuenta que por miedo no has hecho muchas cosas.

El antídoto del miedo es la acción. La única forma de quitarlo es enfrentándolo. Te comparto tres pasos que te pueden ayudar a enfrentar tus miedos y seguir avanzando hacia tus metas.

1. Primero identifica a qué le tienes miedo.

  • ¿A lo desconocido? Familiarízate con la situación, pregunta y fluye. Tal vez tendrás que aprender algo nuevo o desarrollar una parte de ti.

  • ¿Al fracaso? Es una posibilidad, pero ¿por qué enfocar tu energía en un resultado negativo? Cambia tu perspectiva y concéntrate en posibilidades y si te hace sentir más tranquilo ten presente el Plan B.

  • ¿Miedo al cambio? Este miedo es común y parecido al anterior, ya que nos enfocamos en lo que podríamos perder o dejar. Te sentirás mejor visualizando y creando un futuro diferente, en donde las nuevas oportunidades impactan favorablemente tu vida.

  • ¿A pagar el precio? Sí, trabajar por tus metas y sueños implica compromiso. Ten presente tu motivación y la razón por la que quieres lograr tu meta. Esto te ayudará a tener claros tus objetivos y será más fácil comprometerte.

2. Anticípate al miedo.

  • Analiza la situación.

  • Identifica qué puede funcionar o qué puedes aprender de la situación.

  • Reconoce tus fortalezas y los recursos con los que cuentas para enfrentar la situación.

  • Ten presente los riesgos e identifica una forma de minimizarlos.

  • Relájate y piensa cómo te gustaría que se resolviera la situación y visualízate enfrentando y resolviendo con éxito tu miedo.

3. Apóyate de tu entorno

Seguramente en tu entorno están las personas, herramientas y recursos que pueden apoyarte a salir adelante. Una persona que esté pasando o haya tenido una experiencia similar y te pueda enriquecer con su experiencia. Alguien que te estime y que te ayude a ver diferentes soluciones. Alguien que te haga ver las herramientas con las que ya cuentas o alguien a quien admires y que su ejemplo te inspire a seguir.

Espero que este articulo te ayude a tener una perspectiva diferente del miedo y a aprender a usarlo a tu favor. A través del coaching podemos identificar los obstáculos que te impiden avanzar hacia tus metas y enfrentarlos. Puedes escríbirme a contacto@succeeder.com.mx

Un abrazo,

Ale.

Esta foto es el recuerdo de una experiencia donde por un momento el miedo me paralizó y el apoyo de mis amigos me ayudó a enfrentar mi miedo y llegar al final.

La recompensa: una hermosa vista y saber que pude hacerlo.


225 vistas

Copyright © Todos los Derechos Reservados