Tú eres la clave del éxito.


Reconocer que tú eres la pieza más importante en tu camino al éxito es uno de los descubrimientos más importantes en un proceso de coaching. Llegar a esta conclusión varía de una persona a otra, algunos lo descubren desde la primera sesión, otros en la tercera o cuarta. No importa en qué momento ocurra, lo importante es que suceda.

¡Hola! Soy Ale Rangel, coach de Succeeder y en este artículo te quiero ahorrar un poco de tiempo e invitarte a que sigas avanzando en tus metas, sueños y proyectos. ¿Por qué? ¡Porque si! Porque el mundo necesita más personas haciendo lo que les guste, personas felices y satisfechas con su vida y tú tienes todo para lograrlo.

Te comparto tres de mis preguntas favoritas de coaching, que en lo personal me hago continuamente cuando estoy trabajando en mis metas y proyectos. Son muy útiles porque te retan a salir de tu zona de confort, te hacen pensar en diferentes opciones, a enfocarte en posibilidades y lo más importante: eliminan excusas comunes como lo son el tiempo y el dinero.

¿Qué estarías haciendo si todo fuera posible?

¿Si tuvieras todo el tiempo?

¿Si tuvieras todo el dinero?

¿Qué estarías haciendo?

Cuando haces a un lado cualquier "pero", obstáculo y limitación, empiezas a crear. Es aquí cuando te das cuenta que si realmente quieres algo harás cualquier cosa para conseguirlo. Y también descubres que la única persona que puede pararte o impulsarte hacia el éxito, eres tú.

Piensa en alguna meta o proyecto que tengas actualmente y responde con honestidad, creatividad y espontaneidad las preguntas. ¿Qué estarías haciendo? Si llega un pensamiento conformista o pesimista déjalo pasar y vuelve a responder ¿Qué estarías haciendo? Te comparto tres obstáculos comunes que puedes identificar en tu camino y acciones precisas para hacerlos a un lado.

  1. Siento que me falta algo por aprender. Lee, investiga, acércate a las personas adecuadas y pide ayuda. Te sorprenderás de todas las herramientas que puedes encontrar ya sea para un aprendizaje autodidacta o inclusive algún experto que pueda apoyarte en el tema.

  2. No tengo tiempo. ¡Si lo tienes! Lo que te falta es organización. Hazte el tiempo. Agenda y prioriza tus metas.

  3. Me faltan recursos. Recuerda ... ¡Un paso a la vez! Identifica con qué recursos ya cuentas y cómo les puedes sacar provecho. Haz una lista de las cosas que te hagan falta y un plan para obtenerlas. ¡Sé creativo!

No importa que no seas un experto en el tema o que no estés totalmente preparado, lo que importa es comenzar y actuar. He leido en varios libros y lo he comprobado personalmente que el perfeccionismo y los miedos pueden retrasarte en el cumplimiento de tus metas. Y también he aprendido a fluir en el proceso, aprender y disfrutar. Quien eres tú, tu vida y tus experiencias es lo que verdaderamente importa y es lo que marca la diferencia. !Así que sigue avanzando! Algunas veces creando y otras veces descubriendo tu camino al éxito.

Me encantaría acompañarte en tu camino al éxito, descubrir tus talentos y habilidades y crear tu mejor versión. Si te interesa saber más sobre el coaching personal y sus beneficios, escríbeme a: contacto@succeeder.com.mx

Un abrazo,

Ale.


44 vistas

Copyright © Todos los Derechos Reservados