5 principios del coaching que cambiarán tu vida


El coaching es una herramienta que podemos utilizar para nuestro desarrollo personal y profesional. Esta descripción de coach me encanta: “Un coach es alguien que te dice lo que no quieres oir, quien te hace ver lo que no quieres ver, para que puedas ser quien siempre has sabido que puedes ser” Tom Landry.

Se trata encontrar la motivación para salir de tu zona de confort y atrevete a crear tu mejor versión. Porque todas las personas tenemos el derecho y las posibilidad de cambiar, crecer y desarrollarnos siempre y cuando así lo queramos.

A veces olvidamos nuestros sueños, nos dedicamos a vivir la vida que “nos tocó” o nos dejamos llevar por la rutina. Llega el momento en que nos sentimos insatisfechos con la vida que tenemos, con nuestros logros, con nuestra relaciones … Y esto sucederá cada que vayamos por la vida “en automático” sin tener claras nuestras prioridades y aspiraciones.

Sentirnos satisfechos con nuestra vida y disfrutar lo que hacemos es una meta que podemos lograr. ¡De eso se trata! De descubrirnos, hacerle caso a nuestros sueños, crear la vida que queramos y reinventarnos las veces que sean necesarias.

Estos son 5 principios del coaching que te ayudarán a cambiar tu perspectiva y enfocarte en tus metas:

  1. Enfócate en el presente. El coaching te enfoca en el presente “dónde estás” y te dirige hacia el futuro “dónde quiero estar”. Y te ayuda a contextualizarte en cada momento, porque sólo en el presente es donde tenemos la oportunidad de actuar, de hacer algo. Conforme aprendamos a vivir en el presente llevaremos una vida más consciente, plena y en armonía.

  2. Aprende a disfrutar el proceso. Es común ir en el acelere, sabemos lo que queremos lograr y nos enfocamos en llegar ahí. Para el coaching no es suficiente saber qué quieres lograr, sino cómo lo vas a conseguir. El proceso se vuelve lo más importante, la experiencia y lo que puedas aprender de ellas es lo que cuenta, el resultado se vuelve una consecuencia de tu esfuerzo.

  3. Entrena tu mente. Enfócate en lo positivo, en posibilidades y soluciones. Dejar atrás los obstáculos y retarte a ti mismo a encontrar la forma de alcanzar tus metas una y otra vez. Se trata de una decisión muy simple, elegir ver el vaso medio lleno o medio vacío, pensar que se puede o que no se puede, ver los SÍs en lugar de los NOs. No se logra de un día a otro, pero cada día hace la diferencia.

  4. Ten una rutina efectiva. Organízate. Tener claro lo que queremos es importante, soñar e inspirarnos también. Pero lo más importante es tener un plan de cómo vamos a lograr nuestras metas y tener claro con qué nos vamos a comprometer. Hacerle un espacio en nuestra vida a nuestras metas, sueños y prioridades, siendo conscientes de que si no lo hacemos difícilmente lo lograremos.

  5. Mantente entusiasta y creativo. Sea cual sea tu meta, tu actitud es clave. Te puede facilitar el proceso o dificultártelo. Ser positivos, entusiastas y creativos es nuestra resiponsabilidad y una tarea de todos los días.​

Espero que este artículo te haya inspirado a vivir la vida de tus sueños ¡No lo pienses más y atrévete! Si te gustaría comenzar un proceso de coaching que te ayude a enfocarte y disfrutar del proceso, no dudes en contactarme. Será un placer acompañarte en el proceso.

¡Ponte en contacto! contacto@succeeder.com.mx

Un abrazo,

Ale.


37 vistas

Copyright © Todos los Derechos Reservados