5 valores esenciales para fortalecer a tu equipo



En un momento de crisis como el que estamos viviendo, es de suma importancia que las empresas retomen su actividad, se adapten a su “nueva normalidad” y se enfoquen en el logro de las metas propuestas; de esta forma podrán garantizar la continuidad del negocio y a su vez, podrán brindar oportunidades y permitir el desarrollo personal y profesional de muchas personas.


También es importante reconocer el gran reto que hoy enfrentan las empresas, ya que no es sólo regresar a las oficinas y retomar lo que se venía haciendo. La mayoría de las empresas estarán retomando su actividad en un nuevo entorno y prepararse para estas nuevas circunstancias será un proceso que seguramente contemplará diferentes etapas.


En Latinoamérica a partir de mediados de marzo de este 2020 comenzó el cambio, donde el trabajo al igual que muchas áreas de nuestra vida se vieron obligadas a llevarse desde casa. Lo que para muchos equipos y empresas era una estrategia que no se tenía considerada o apenas se intentaba implementar, de un día a otro se vieron en la necesidad de adoptar el trabajo remoto como su forma de seguir operando. Los equipos, las personas, las empresas tuvieron que adaptarse y para muchos parece que ese marzo fue hace mucho tiempo. Ya que en un periodo corto de tiempo han tenido que ejecutar diferentes estrategias para continuar con su operación haciendo caso a las nuevas reglas que día a día se han hecho presentes.


Así como hoy se siguen nuevos protocolos y lineamientos operativos, de logística y de infraestructura, es también importante revisar, actualizar y adaptar los valores organizacionales a esta nueva realidad. Las empresas y equipos que en medio de esta ola de cambios se tomen un momento para replantear sus valores, tendrán mejores oportunidades de redirigir el rumbo y mantenerse fuertes.


Los valores en una organización fungen como la personalidad de la empresa, a través de ellos cobra vida la misión y propósito de la misma. Dentro de la empresa guían los comportamientos y actitudes de los equipos y colaboradores, generan una identidad, permean la cultura organizacional y son un marco de referencia de cómo se deben hacer las cosas. Hacia afuera los valores de una empresa son reconocidos por sus clientes, proveedores o cualquier externo, como su forma de hacer las cosas, su promesa de marca y sus virtudes.


Es por ello importante evaluar si los cambios de la nueva realidad impactan en alguno de los valores de la empresa o si es momento de adoptar algún nuevo valor. Hacer las adaptaciones necesarias y crear una estrategia para comunicar, reforzar y permear los nuevos valores será clave. Los valores son un gran aliado en momentos como este para los equipos y colaboradores.


Por lo anterior, es que identificamos 5 valores esenciales para los equipos de hoy, ya que consideramos ayudarán a las empresas o negocios a adaptarse de mejor forma a la nueva realidad.


1. Adaptabilidad: Las empresas del futuro estarán marcadas por su capacidad de adaptación, de entender el entorno, de escuchar a sus clientes, de analizar a su competencia y todo esto traducirlo en estrategias que deben adoptarse en periodos cortos y de forma ágil.

Gestionar el cambio, promover el liderazgo horizontal, adoptar modelos basados en proyectos y promover grupos autónomos y colaborativos son ejemplos de acciones que ayudarán a las empresas a adaptarse al nuevo entorno.


2. Innovación: Promover la innovación como uno de los valores que debe estar día a día en cada colaborador es vital, la innovación sin duda será la estrategia para la recuperación de la compañía, por lo cual, promover acciones constantes de innovación en los procesos internos, en el desarrollo de productos o servicios y en las formas de vender como experiencia centrada en el cliente es de gran importancia. Estas son 3 preguntas que pueden hacerse de forma continua los equipos para mantenerse activos en la búsqueda de nuevas formas: 

¿Qué tendría que dejar de hacer?

¿Qué puedo comenzar a hacer?

¿Qué podría hacer diferente? 


3. Formación continua: Es necesario para las empresas entender desde qué punto parten y hacia donde desean llegar, que nuevas capacidades o habilidades desean que desarrollen sus colaboradores, que mejoren o que cambien. El aprendizaje debe hacerse de forma consciente; aprender a desaprender y aprender a hacer mejor las cosas sin duda es necesario y marcará el éxito de la empresa. A su vez, entender las fortalezas y oportunidades de cada colaborador y desafiar a sus equipos de trabajo en cuanto a mejora de habilidades y conocimientos, hará que los colaboradores se encuentren más motivados y comprometidos.

También relacionado con este valor, el promover una cultura de conocimiento y aprendizaje inteligente es de gran importancia con el fin de evitar la disrupción tecnológica y por el contrario ser pioneros en cuanto a conocimientos y buenas formas de hacer las cosas.


4. Bienestar: Propiciar las condiciones idóneas para que las personas puedan desarrollarse en un entorno laboral armónico, donde la salud física y mental sea una prioridad. Cada vez hay más estudios que demuestran que una persona sana y equilibrada puede desempeñar mejor cualquier actividad. Es por ello que será importante considerar planes y estrategias que procuren el equilibrio y desarrollo integral de los colaboradores. Algunos ejemplos de cómo implementar este valor: adecuaciones en horarios laborales, incluir en la formación y capacitación temas de desarrollo personal e incorporar actividades que mejoren los hábitos de los trabajadores. Una gran ventaja es que este tipo de estrategias están relacionadas con áreas más personales del colaborador, lo cual propicia una convivencia en un ámbito diferente al laboral, permitiendo relaciones más cálidas y cercanas.


5. Corresponsabilidad: Fomentar la responsabilidad compartida será clave para los equipos de mañana. Un valor que podemos poner en práctica cuando conectamos de forma individual con nuestro propósito en la organización y dimensionamos el impacto que tiene de forma colectiva. Los protocolos a seguir para las nuevas condiciones laborales propiciará este valor, en donde colaboradores, clientes, proveedores tendrán que seguir ciertas reglas por el bienestar de todos. Es una gran oportunidad para profundizar en la esencia de este valor y replicarlo en diferentes áreas laborales.


Esperamos que las estrategias propuestas te ayuden a definir los siguientes pasos con tu equipo.




María Angélica Picado Leiva

Head of People Operations, Consulting Group

mangelica.picado@gmail.com



Alejandra Rangel Pérez

Coach & Fundadora de Succeeder

contacto@succeeder.com.mx


0 vistas

Copyright © Todos los Derechos Reservados