¿Cómo puedo motivar a mi equipo para obtener mejores resultados?

Angela María Zabala y Alejandra Rangel


Este artículo es para aquellos líderes o dueños de negocio, que constantemente buscan obtener mejores resultados de sus colaboradores. Incluimos la palabra motivación para llegar al punto clave, ya que podríamos compartir infinidad de estrategias para optimizar los resultados, mejorar el desempeño o incrementar la productividad, pero ninguna de ellas se mantendría en el tiempo sino conseguimos motivar y lograr el compromiso de nuestros colaboradores.


Tuve la oportunidad de trabajar con Angela cuando ella dirigía a un equipo comercial de más de 6,000 personas, encargada de lograr los ambiciosos presupuestos y metas organizacionales. Fue una experiencia enriquecedora y de mucho aprendizaje porque lograr eso mes tras mes, año tras año, fue gracias al resultado de diferentes estrategias puestas en marcha de forma simultánea. Desde incorporar a las personas adecuadas al equipo, capacitarlas y ayudarlas a tener un arranque exitoso, mantener un plan que permitiera desarrollar continuamente sus habilidades, proveer las herramientas de trabajo y acompañamiento necesarias, estandarizar la forma de trabajo y continuamente “medir la temperatura”, es decir evaluar y monitorear resultados. Esta combinación de estrategias permitía corregir los desvíos a tiempo además de proporcionar información valiosa para incentivar y motivar a los equipos.


De todas estas estrategias era increíble comprobar una y otra vez como aquellos líderes que invertían en la motivación de su equipo tenían no sólo mejores resultados, sino un equipo más sólido y comprometido, con poca rotación y un gran sentido de pertenencia. Es por ello que pedí a Angela resaltar los puntos clave que la vi replicar tantas veces y los cuales implementamos con otros líderes. Esperamos que las ideas propuestas sean de utilidad para aquellos líderes que buscan la forma de hacer esto posible: motivar a sus equipos y lograr resultados extraordinarios.



Al hablar de motivación de equipos y a través de esto lograr los mejores resultados para las empresas, sólo lo concibo posible a través de conocer el “SER” de cada colaborador. Ya que cada persona tiene un mundo, su propio mundo, sus necesidades personales y de familia, inquietudes, capacidades, conocimientos o ausencia del mismo, para el correcto desempeño de su gestión. Conocer su mundo nos permitirá tener presente aquello que lo motiva y ayudarlo a trazar su plan de vida y carrera.


Lograr lo anterior no es algo que suceda de la noche a la mañana, es un proceso que comienza con la llegada del colaborar al equipo y que se va construyendo y enriqueciendo en el día a día. La relación líder - colaborador irá tomando su curso, sin embargo es muy importante que una de las prioridades del líder sea desarrollar en conjunto con el colaborador un plan que permita su desarrollo y trascendencia en el equipo. A continuación compartimos 5 pautas que te ayudarán a obtener información valiosa de cada integrante de tu equipo y comenzar a construir las bases de su plan individual.


1. Conoce a tu equipo. Descubre qué mueve e inspira a cada uno de tus colaboradores.

El líder directo debe conocer muy bien a cada persona que conforma su equipo, conocer acerca de su familia, hijos, dónde se están educando, de cómo viven, cuáles son sus aficiones, que hacen los fines de semana o en sus vacaciones, de qué se sienten orgullosos y qué quisieran lograr con relación a su núcleo familiar. Idealmente esto se hace a través de una entrevista guiada el día que llega el colaborador a su puesto de trabajo. Dale una bienvenida cálida al equipo, reserva un espacio para conocerlo, escucharlo y estar verdaderamente presente y atento. Hacerlo sentir importante será un gran gesto de tu parte y pondrá los cimientos para una relación cordial y cercana.

Un tip: No le dejes un gran peso a tu memoria y después de esta charla anota algunos datos importantes. Recordar la información de varias personas puede ser un reto, sin embargo la práctica y la misma relación te ayudarán a recordar estos datos importantes. Y créenos, las personas se sienten realmente apreciadas cuando recuerdas estos detalles que te compartieron o cuando preguntas por su familia ¡usando sus nombres!


2. Conoce sus necesidades, aspiraciones de vida y déjalas por escrito.

En este paso es necesario conocer y profundizar sobre las necesidades más apremiantes de tu colaborador y su familia, si es el caso. Sondea sobre sus aspiraciones de corto, medio y largo plazo en los diferentes ámbitos de su vida. Reconocer cuál es el precio de su situación de vida actual, le permitirá apreciar su relación laboral y las oportunidades que le brinda para mantener y cubrir sus necesidades. “Las necesidades nos dan el piso y las aspiraciones nos dan el cielo.” Las aspiraciones son aquellos planes y metas a futuro, que irán marcando el rumbo. Tu compromiso como líder será ayudarlos a no perder de vista estos objetivos y retarse continuamente para asegurar su cumplimiento.

Si eres líder de un equipo comercial, este paso es TRASCENDENTAL y es fundamental que cada miembro de tu equipo tengan por escrito su presupuesto personal y familiar de gastos. A esta cantidad habrá que sumarse el valor de una de sus aspiraciones y con esto definir su propia meta.

Esto también se hace a través en una entrevista guiada durante sus primeros días de ingreso. Recomendamos que se haga de forma periódica y permanente, pudiendo aprovechar el inicio de cada año o cuando su vida haya tenido algún cambio importante.

Un tip: Dale a tu colaborador el tiempo para aterrizar en una hoja tanto sus compromisos actuales como sus aspiraciones. Genera un mayor compromiso al escribirlo con su puño y letra.


3. Hazlos soñar. Ayúdalos a que sepan que tienen toda la capacidad de logro, de éxito y de abundancia que se merecen.

Este es uno de los acercamientos más importantes, por un lado brindarles las herramientas para que puedan desarrollarse y por otro lado ayudarlos a visualizarse en el logro, en el poder, en el tener y en alcanzar lo más anhelado. Ayudarlos a vivir en el proceso de lograr todo lo que han soñado o incluso ni se lo han imaginado que lo pueden lograr. Posteriormente desarrollar la confianza en cada persona, de lo que pueden avanzar, lograr y llegar a ser. Es claro que no es un proceso de un solo día, esto tiene un inicio y un desarrollo diario y continuo hasta que todos aquellos que no tienen la seguridad en sí mismos de su gran potencial, fortaleza y capacidad lo puedan desarrollar.

Es importante partir de los sueños y deseos personales, así como una evaluación de su nivel de satisfacción en las diferentes áreas de su vida, para poder desarrollar un plan de desarrollo integral. Recomendamos comenzar con un taller vivencial que les permita tener mayor claridad de sus metas y sueños y cómo aterrizarlos. Posteriormente se le dará seguimiento a este plan a través del seguimiento individual, con sesiones de planeación, de revisión de avances y retroalimentación efectiva.

Un tip: Realizar una sesión de trabajo en donde todos realicen y compartan su Vision Board o tablero de sueños, es una actividad muy productiva que fomenta la integración y cercanía en equipo.


4. Brinda herramientas prácticas.

Una herramienta práctica es aquella que facilita la ejecución de una actividad, sirve de “acordeón” para realizar de manera adecuada un proceso o sirve de evidencia para poder retomar o dar seguimiento a algún proceso. Facilitar la actividad de tus colaboradores permite que se mantengan en movimiento y acción, derivado de esto habrá avances y resultados, lo cual será algo satisfactorio y los motivará a seguir avanzando.

Identifica las actividades clave de cada colaborador y el cómo los puedes acompañar en esa travesía. Reconoce de qué forma o en qué actividades tendrás que involucrarte para compartir tu experiencia, modelar, guiar algún proceso o evaluar sus habilidades. En un inicio te involucrarás un poco más, sin embargo iras transfiriendo el poder para que cada colaborador pueda madurar su desarrollo, autogestionarse y seguir avanzando hacia el cumplimiento de sus metas.

Un tip: No es necesario que tú seas quien desarrolle dichas herramientas, tu mismo colaborador puede hacerlo. Comparte el objetivo de utilizarlas, es decir en qué los ayudará, puedes proponer algunas ideas para que complementen.


5. Alinea las metas organizacionales con las metas del equipo -personales.

Una vez realizadas las actividades previas será más sencillo comprometer al equipo con las metas y objetivos de la organización. Hacerlo en este orden tiene un impacto positivo, ya que el colaborador además de poder cumplir sus propias metas podrá ser parte de algo más grande. Su compromiso, esfuerzo y resultados contribuirán en el cumplimiento de los objetivos de la empresa. Las metas y objetivos de la organización serán un recordatorio y una forma de validar cómo van respecto a sus propias metas y de esta forma se puede permear una cultura de “ganar – ganar”.

Es importante confirmar que cada integrante del equipo conoce las metas generales así como las específicas; es decir, lo que el equipo debe lograr y su participación para conseguirlo.

Esto se hace en reuniones grupales de planeación, seguimiento y avance a resultados, donde cada persona será responsable de compartir sus avances respecto a la meta grupal. Reconocer y reforzar los resultados positivos del equipo y de las personas que hayan logrado sus metas, será clave para mantener la motivación del equipo.

Un tip: Puedes coordinarte previamente con aquel colaborador que ha tenido un buen desempeño, para que en una reunión grupal pueda compartir con el resto del equipo sus mejores prácticas. Si ese esfuerzo representa para el colaborador un avance significativo en alguna meta personal y lo desea compartir, su testimonio será de gran valor.



Esperamos que estos puntos te den una idea de cómo desarrollar tu propia estrategia para motivar y mantener comprometido a tu equipo de trabajo. Como verás es el resultado de una relación líder – colaborador basada en conocer al SER de cada integrante y mantenerlo presente en cada acercamiento. La gestión del líder debería de ser una actividad que impulse al mismo líder a seguir desarrollándose, al mismo tiempo que desarrolla a cada uno de sus colaboradores y los ayuda a trascender durante su paso en la organización.


Todo lo anterior representa una gran labor para el líder. Por lo mismo será muy importante brindarle las herramientas que lo guíen en su gestión, facilitando el cumplimiento de esas actividades clave. Por lo mismo consideramos indispensable el uso y estandarización de herramientas en las cuáles pueda vaciar toda esta información valiosa. El objetivo es ayudarlo a armar el expediente de cada uno de sus colaboradores y tenerlo disponible en cada una de sus reuniones individuales. De esta manera facilitar el seguimiento adecuado a sus avances, llevar un registro de los logros obtenidos y sobretodo tener una evidencia del camino que han recorrido juntos.


Si eres líder o te gustaría desarrollar a los líderes de tu equipo o negocio, escríbenos a: contacto@succeeder.com.mx Nos pondremos en contacto contigo para conocer las necesidades de tu equipo y ayudarte a estandarizar un proceso de coaching y supervisión efectivos.



Angela Ma. Zabala Jaramillo

Consultora Estratégica de empresas

contacto@angelamariazabala.com

www.angelamariazabala.com



Alejandra Rangel Pérez

Psicóloga & coach ejecutiva

Alejandra.rangel.perez@gmail.com

www.succeeder.com.mx


0 vistas

Copyright © Todos los Derechos Reservados